lunes, 10 de marzo de 2008

Otro ejercicio de Democracia

El pasado sábado, en la noche de reflexión previa al 9 - M, los españoles hicimos un ejercicio soberbio de democracia. Nos habían pedido desde un portal de internet, que salváramos Eurovisión, y como somos así de cachondos, entre unos y otros habíamos aupado a lo más alto en las listas de internet a un personaje singular, como Rodofo Chiqulicuatre, que se coló en la elección final para susto y acojono de los encargados del tinglado. Pero la cosa no acaba ahí, ya que viendo el percal, y después de que un "comité de expertos" eligiera o eligiese a sus respectivos candidatos, se montó una gala espectáculo para decidir de manera popular y tras votar por teléfono o por sms (la pasta manda, hermano), cual de los representantes seleccionados nos representaría en Eurovisión. Y como los españoles, por un euro con algo, somos capaces de todo y somos más cachondos que el copón, decidimos que el tal Rodolfo fuera nuestro represento, que para perder, por lo menos nos echamos unas risas, hombre. Y los demás, con cara de gilipollas, oiga, y bien merecida, por cretinos y por dejar que sea el personal el que elija semejantes cosas.
Y como a la "ocasión la pintan calva", los de Lapicerdo que no se les escapa ni una sola noticia para plasmarla en una de sus camisetas, ya tienen el modelo Baila el Chiki Chiki en un montón de colores y dos versiones, manga corta para chico (11,95 euros) y de tirantes para chica (12,95 euros).

Todo un negocio, vamos.
SALUDos... y ¡¡¡perrea, perrea!!!

1 comentario:

Beto dijo...

Rafaella, perdona, pero yo también voté al Chiki, chiki.
Como dice Abel, hay decisiones que no se pueden dejar en manos de la gente. También lo dice el gran Wyoming: "Votáis para hacer daño"
España es así.