sábado, 5 de enero de 2008

El Rally Dakar suspendido por amenazas terroristas.

Por primera vez en sus 30 años de historia, el Rally Dakar ha sido suspendido. Las advertencias de la diplomacia francesa de no pasar por Mauritania - donde transcurren ocho de las 15 etapas- por amenaza terrorista, ha pesado mucho y los organizadores han decidido anular este año la carrera. Fuentes del equipo Repsol han confirmado a ELPAIS.com la suspensión de la aventura. "Los participantes están desolados", han indicado. La organización ha comunicado que: "Tras hablar con el Gobierno francés y teniendo en cuenta sus firmes recomendaciones, hemos decidido anular la prueba". La empresa organizadora de la aventura, Amaury Sports Organisation (ASO), también recalca que la amenaza en Mauritania, donde murieron cuatro turistas franceses, era muy seria. "Teniendo en cuenta las actuales tensiones políticas internacionales, el asesinato de cuatro turistas el pasado 24 de diciembre por un grupo afín a Al Qaeda y sobre todo las amenazas terroristas lanzadas contra la carrera, ASO no puede tomar otra decisión que no sea la anulación de la prueba deportiva".
Ha sido una decisión difícil que se ha tomado tras la presión gubernamental francesa. El ministro francés de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner, ha advertido de nuevo del serio peligro: "En Mauritania hemos tenido ese incidente mortal y queremos prevenir, porque según nuestros servicios de inteligencia puede haber otros". Las palabras del jefe de la diplomacia francesa seguían a las que ayer pronunció el portavoz del Gobierno, Laurent Wauquiez y hacían presagiar la anulación de la carrera. Pese a la amenaza, los participantes eran conscientes de que el Dakar sin Mauritania no es lo mismo y estaban dispuestos a correr ese riesgo. "El Dakar sin Mauritania no es el Dakar", confesaba esta mañana a Le Monde desde Lisboa el motorista David Casteu, segundo clasificado el pasado año. Pero las advertencias del Gobierno francés eran muy serias. "Es la primera vez que el Gobierno alerta al Dakar", declaraba Patrick Zaniroli el pasado viernes al periódico L' équipe .


En 2007, las amenazas de un grupo salafista provocaron la suspensión de dos etapas aunque este año la posibilidad de un atentado era mucho más seria.ASO ha condenado la amenaza terrorista aunque ha dejado claro que el Dakar es más que una aventura y que no hay que decir adiós en los próximos años al raid más prestigioso del mundo: "El Dakar es un símbolo y nada puede destruirlo. La anulación de la edición 2008 no pone en peligro el futuro del Dakar. Proponer, en 2009, una nueva aventura a todos los amantes del rally es un desafío que ASO sabrá poner en marcha los próximos meses".La edición número 30 del Rally Lisboa-Dakar tenía previsto empezar mañana en el Monasterio de los Jerónimos de la capital lisboeta y terminar el 20 de enero en la capital de Senegal. Ahora, habrá que esperar al año que viene para volver a vivir la aventura del desierto.

1 comentario:

Beto dijo...

No está Kenia para bollos.
Creo que ya están mirando la posibilidad del año que viene hacerlo en Sudamérica.