martes, 8 de marzo de 2011

Se puede decir más alto, pero no más claro

A continuación os dejo el Comunicado de Prensa que han emitido los compañeros y compañeras de Centro de Menores de Zaragoza, que llevan ya unos cuantos días en huelga defendiendo sus puestos de trabajo, su proyecto educativo y su dignidad frente a las mentiras de los que "controlan el cotarro". Desde aquí todo nuestro apoyo y si en algo ayuda, toda nuestra voz. Ánimo y seguid en la lucha.



El Comité de Huelga del CEIMJ comunica:

Que transcurridos 8 días desde el inicio de la huelga y habiendo enviado requisitorias a la Gerencia de FAIM-Grupo Rey Ardid para iniciar negociaciones, no ha habido ninguna respuesta a las mismas, por lo que, las acciones de protesta van a ser intensificadas dado el escaso interés por parte de la Gerencia de llegar a acuerdo que desatasque esta situación.

Por lo tanto, está previsto realizar una manifestación el jueves día 10 de marzo a las 11:00h en la sede de las Cortes de Aragón, Calle Diputados, Palacio de la Aljafería y otra el día Martes 15 a las 12:30 en el Edificio Pignatelli, Paseo María Agustín.

Por otra parte, los trabajadores del CEIMJ queremos expresar nuestra más enérgica repulsa a las declaraciones vertidas por el Gerente de Rey Ardid, Manuel Hernández, a los medios de comunicación, repletas de mentiras y desprecios a la profesionalidad de los educadores del CEIMJ.

En ningún momento como afirma, se propuso a nadie de este centro participar en la elaboración del proyecto. Los educadores han cumplido siempre con su trabajo y han debido realizar muchas de las programaciones fuera de su jornada laboral.

Los educadores de este centro nunca han provocado un motín entre los internos, como él dice. De hecho, el último motín conocido es de agosto de 2001. Esas palabras sólo pueden venir de alguien que nunca se ha tenido que enfrentar a un joven en estado de agitación o ha sido agredido por uno de ellos. Por todo esto, por los compañeros que en alguna ocasión han sufrido una agresión, Manuel Hernández debería medir mucho más sus palabras. Afortunadamente el trabajo y la buena labor desarrollada por la plantilla del CEIMJ ha sido alabada en diversos foros y por profesionales de la educación muchísimo más cualificados para opinar sobre cuestiones educativas que el Sr. Manuel Hernández.

El Sr. Manuel Hernández alega, en un comunicado enviado a prensa, que la ausencia de problemas que se viven entre los internos del CEIMJ es debida únicamente a la escasez de internos y a la labor del Equipo de Seguridad. Nosotros agradecemos enormemente a los compañeros del equipo de seguridad su trabajo, pero nos preguntamos si este es el modelo y proyecto educativo que tiene Rey Ardid para el futuro. Parece no importarles o desconocer, a tenor de sus palabras, el trabajo educativo y terapéutico realizado en este centro.

El salario de los educadores es el 81% del salario de un educador funcionario de la DGA prorrateado en 12 pagas, que es lo que marca la ley. Al parecer el Sr. Manuel Hernández está muy preocupado, según sus declaraciones en los medios, por el fuerte desembolso que realizan los aragoneses en nuestros salarios. Pero no dice nada, en su nota de prensa, de los casi 80 millones anuales de las antiguas pesetas que Grupo Rey Ardid obtiene de beneficios con la gestión del reformatorio. O que con el dinero de todos los aragoneses, El Grupo Rey Ardid haya realizado despidos considerados improcedentes y cuyas indemnizaciones han llegado a los 15 millones de pesetas.

Los trabajadores del CEIMJ NUNCA rechazaron ninguna propuesta realizada por la empresa en el mes de noviembre. Y así consta en actas de asamblea.

Desde el momento en el que se convocó la huelga, los trabajadores de este centro han mantenido su profesionalidad acudiendo al trabajo y solicitando un 100% de servicios mínimos para que los internos pudieran ser atendidos correctamente. Desde el año 2008 estos mismos trabajadores han tenido que soportar ser tratados con desprecio y su trabajo ninguneado y desprestigiado por el Gerente de Grupo Rey Ardid, Manuel Hernández. Por lo que solicitamos al patronato de la Fundación Ramón Rey Ardid, que tiene un código ético muy claro, y en especial a su presidente, el Consejero de Obras Públicas y Urbanismo, Alfonso Vicente, revise las formas en las que el Gerente de la fundación que preside trata y se dirige a los trabajadores de este centro, que lo único que han hecho es, con su esfuerzo y trabajo, ayudar al crecimiento de Grupo Rey Ardid.

3 comentarios:

Camino dijo...

Ánimo y adelante!!!

Mariajo dijo...

Gracias por el apoyo¡ os quiero¡

Dani dijo...

Ay si miente, ... sus muel