sábado, 16 de enero de 2010

El exorcista

Una pobre niña se encuentra una tabla de la güija y juega con ella, sin saber que no es un juego inocente... La niña acaba poseida por un espíritu catalanista que le hace blasfemar contra el rigor histórico.
Aquí la parte 1 y la parte 2, pero sobre todo no os perdáis la lucha final entre el padre Carran y el malvado espíritu catalanista.


Geniales.

2 comentarios:

Abel dijo...

¡¡¡¡Qué grandes los oregoneses Diooooossss!!!!!

Camino dijo...

Bueno, bueno, buenísimo!!!
PD: En el Matarraña NO hablan catalán.