jueves, 24 de septiembre de 2009

No te comas la nube

“La prueba del Marshmallow” es un experimento famoso llevado a cabo por primera vez por el profesor Walter Mischel en la universidad de Stanford en 1960.
El experimento es fácil, tomó a un grupo de niños de unos 4 años de edad, los sentaba a una mesa y les daba un jamóncito, una nube (marshmallow en inglés). Les explicaba que les iba a dejar solos en la habitación, si esperaban 20 minutos sin comersela cuando volviera a entrar les daría otra nube para que se comieran las dos. Si se comían la primera no habría más.
Unos niños aguantaron sin comerse la nube, otros se la comieron sin poder resistir esperar.
Los investigadores siguieron el progreso de estos niños y descubrieron que aquellos que habían aguantado sin comerse la nube para conseguir la recompensa tuvieron mejores resultados académicos y eran menos dependientes.

Mirad qué caritas...


Visto aquí

5 comentarios:

Mr. Proper dijo...

También me gusta la parte 2
http://www.youtube.com/watch?v=v7PGjxw9R8w&feature=player_embedded

Camino dijo...

Qué cruel! 20 minutos??? Es mucho tiempo. Yo en su lugar y conociéndome me la hubiera comido, así me va, jejeje.
Muy bueno el experimento, pero algo arriesgado asociar el aguantar la tentación, a la dependencia y los resultados académicos...

Mr. Proper dijo...

Una pregunta, que no pretende ser crítica a tu comentario sino simple curiosidad, ¿con qué más se podría haber comparado?

Alberto dijo...

¿presencia de caries?
¿niveles de obesidad?
¿prácticas de onanismo?

Abel dijo...

Yo me hubiera comido la nube en el primer segundo, como la niña que sale, y después hubiera pedido más.