jueves, 4 de junio de 2009

Usted no sabe con quién está hablando.

Esta mañana Francisco Franco (Francis para sus amigos, que alguno tendrá) se ha liado a empujones y golpes con el personal de la estación del AVE en Zaragoza porque ha llegado tarde y no le dejaban subir al tren.
Leo en público: "El nieto del dictador, que llegaba tarde a la Estación Intermodal de Zaragoza, ha intentado alcanzar el AVE que estaba a punto de arrancar. Como es normal, por cuestiones de seguridad, el acceso ya estaba cerrado a los viajeros. Sin embargo, Francis Franco ha considerado que iba a coger el tren como fuese, incluso por las malas.
Al pasar por uno de los controles de seguridad, lejos de pararse, ha increpado a dos azafatas y las ha empujado, tirándolas al suelo, en un intento a la desesperada por llegar antes de que el tren arrancase. Una guardia de seguridad de origen sudamericano también ha sido agredida por el nieto del dictador, que además le ha increpado con insultos racistas.
El resto de los vigilantes de la estación han conseguido retener a Francisco Franco Martínez Bordiú hasta que ha llegado la policía. Los agentes le han interpuesto una denuncia por vulnerar la ley de seguridad ciudadana"
Como para ir en bici delante del taxi que lo llevase al aeropuerto...

1 comentario:

Mr. Proper dijo...

Le preguntaré a Adolfo, que trabaja de segurata en el AVE.
Os mantendré informados.