martes, 26 de mayo de 2009

El Partido Pirata Sueco

Cuentan en Barrapunto que después de la sentencia condenatoria en Suecia contra los dueños de The Pirate Bay (una web que recoge enlaces a torrents de todo tipo desde programas informáticos a las últimas películas de estreno) el Partido Pirata sueco se ha convertido en el tercer partido en intención de voto en Suecia, con más de 46.200 afiliados.

Si las encuestas siguen por ese camino, es más que posible que este partido obtenga más de un escaño en la Eurocámara.

Su programa electoral se centra casi exclusivamente en las comunicaciones electrónicas, y prometen luchar por la intimidad, la confidencialidad y la libertad en Internet. "Nuestros políticos son analfabetos digitales", declaró el líder de la formación, Rick Falkvinge, que aseguró que "el sistema y los políticos han declarado la guerra a toda una generación".
Una víctima de esta guerra es Pablo Soto, el chaval de 16 años que ha sido demandado en España por la industria discográfica por un total de 13 millones de euros. Su pecado: haber creado un programa que permite muy eficazmente el intercambio de archivos entre usuarios. La interpretación de las discográficas: los usuarios utilizan ese programa para intercambiar música con derechos de autor.
La defensa de Pablo, con un cuajo que impresiona: los usuarios pueden intercambiar con su programa cualquier tipo de archivo, con o sin derechos de autor. (No exclusivamente canciones de Ramoncín) Es como si demandasen a los fabricantes de cuchillos porque alguien ha usado un cuchillo para matar a una persona.
Mientras, a nuestra ministra de cultura que los libros en formato electrónico circulen libremente por la red le parece "asustante". Espero que González Sinde no me cobre derechos de autor por usar su palabra inventada en este post.

2 comentarios:

Abel dijo...

Como molan los Piratas.Incluso su lider, Falkvinge, tiene nombre de pirata y todo. Espero que si logran algo de poder, lo sepan usar... y que sigan defendiendo lo que predican.
En cuanto a Pablo Soto, espero que la justicia no sea ciega y se den cuenta de que realmente el zagal no ha hecho nada malo. Que las discográficas reflexionen y vean dond eestá el negocio...
SALUDos asustantes.

Mr. Proper dijo...

UN ESCAÑO PARA LOS PIRATAS!!!