miércoles, 26 de noviembre de 2008

Portugal es asinas

De vuelta de Portugal, un país diferente a una franja horaria de distancia del nuestro. El próximo lunes 1 de diciembre celebran la fiesta de la independencia, independencia de España. Ninguno de los españoles con los que he hablado estos días tiene recuerdo de haber estudiado nunca la llorada pérdida de Portugal... para mi que fue como si subcontratasemos su gobierno, y luego se nos olvidó que estaba allí, o como cuando prestas un libro y no te lo devuelven.

Portugal es un país donde los hoteles tienen vistas,
pero las habitaciones no.
En Portugal los cigarros tardan 5 culos en descomponerse, por eso es recomendable colocar una beata en el cenicero. En Portugal los helados Frigo se llaman OLÁ y ondean con orgullo los colores republicanos.

Todavía hay salones recreativos con máquinas de videojuegos, como cuando yo tenía 12 años.
Y tienes un tirador de alarma en la ducha, por si se te acaba el acondicionador, supongo.

Y cuando el tercer día de la semana el dueño de un restaurante se coje fiesta, no cierra el local, se encierra dentro.
Por lo demás es muy bonito, se come bien y la gente es amable.

1 comentario:

Gorka dijo...

Jajaja, me ha encantado el artículo, muy bueno ;)