miércoles, 26 de marzo de 2008

El fin justifica los medios


Ojeando un blog sobre marketing recomendado por blogger: Bajo la línea me ha llamado la atención una entrada que reproduzco a continuación sin cambiar una coma:


"En los días del huracán Katrina, Wal-Mart se ganó el afecto de los residentes de New Orleans por el impresionante dispositivo de ayuda que organizó, enviando camiones con agua y comida que llegaron antes que la ayuda del gobierno, y reabriendo sus hipermercados en un tiempo record, permitiendo a la gente abastecerse de lo que necesitaban para sobrevivir. Quizá espoleada por ese éxito, la compañía ha decidido atacar los grandes problemas de sus consumidores, confiando en que ese esfuerzo será bueno para el negocio. Por ejemplo, su campaña para promocionar las bombillas de bajo consumo (de las que ha vendido 145 millones) o su reciente iniciativa de reducir precios y con ello estimular la economía (en la misma línea que el paquete de medidas que ha aprobado el gobierno).

La ambición de sus objetivos puede parecer irreal y su intención egoista, pero no hay que minimizar el impacto que tienen los grandes distribuidores sobre la oferta de productos, y por lo tanto sobre su impacto en la sociedad (cuando el 30% de los americanos compran en Wal-Mart cada semana, y el 1% incluso trabaja allí)."


Un par de reflexiones que me han surgido mientras lo leía:


1) ¿qué ventajas pueden permitir a una empresa privada responder con mayor rapidez y eficacia frente a la catastrofe del Katrina que al aparato todo poderoso del gobierno de los USA? Supongo que las ganas de querer hacerlo, únicamente.

2) Que la ecología es un negocio no es nuevo, que lo verde vende tampoco... pero convertir un sentimiento ecologista en una necesidad consumista me parece muy retorcido.

2 comentarios:

Abel dijo...

Hola Alber!!!!Un placer el volver atenerte por aquí después de la ausencia. los americanos son muy raros, pero eso no quita para que sepan ver un negocio donde salta la liebre. Huracán + necesidades = clientes deseosos de productos = mucho dinero. Lo de la ayuda humanitaria... quizá lo pensaron después.
Un abrazo

Camino dijo...

Pero de momento fue lo primero que pudieron beber, así que algo de positivo tiene la acción.
Después eres muy libre de comprar allí o no, pero si te tratan bien, tú obrarás en consecuencia (generalmente).