martes, 29 de enero de 2008

La estupidez supina del Primer Mundo

Después de las dos entradas anteriores ("La Isla de las Flores" y "La esclavitud infantil en el siglo XXI"), la foto que viene a continuación y la explicación de la misma (que he incluido como pie de foto) me hacen pensar que realmente no tenemos muy desarrollado el encéfalo, o que tanto estado del bienestar a distorsionado demasiado las cosas importantes para el ser humano. Juzguen ustedes mismos si no me creen:


La cirugía plástica no sólo cambia los cuerpos con vida, sino que incluso modifica los volúmenes de los maniquíes. Este escaparate de Cartagena de Indias no exhibe un nuevo modelo de muñeca hinchable, sino vestidos de mujer. De un tipo de mujer que nunca hasta ahora habíamos visto en las vitrinas de las tiendas (al menos, no vestidas).

Lo dicho, que algo nos está pasando y no es muy normal, que digamos.
SALUDos.

3 comentarios:

Mariajo dijo...

La Sociedad se Consume

Beto dijo...

Nos estamos ganando a pulso una glaciación, un meteorito o algo...

Camino dijo...

Hace falta algo más que Educación para la ciudadanía para poder cambiar este modelo de sociedad que estamos dejando y que ya están disfrutando "nuevas generaciones".