miércoles, 16 de enero de 2008

La disección de la rana

Yo tuve suerte y en el colegio no tuve que diseccionar una rana, mis profes se conformaron con un mejillón, ¿rajarlo y abrirlo era menos cruel que hacerselo a una rana? supongo que no, pero cuesta más imaginarse un mejillón llorando y pidiendo clemencia que una rana, ¿y si la rana debía convertirse en príncipe?

Quizás la disección de las ranas es una costumbre que se se arrastra de la república...

Mirad que monada de rana diseccionada me he encontrado hoy en la red.



Tejida con lana, para alucinar a tus amigos científicos, o a los profes de Naturales. (¿ciencia del medio se llama ahora?, lo que sea)

La autora es Emily Stoneking

Visto en Make

2 comentarios:

Abel dijo...

¡¡¡Qué bonica la rana de lana!!!! Yo prefiero la sangre y el tacto de las de verdad, pero supongo que si cada chaval de primaria o de la ESO tiene que diseccionar una rana de verdad, acabaríamos con la población mundial de ranas. Esta además, te sirve para mil y una disecciones.

Mariajo dijo...

Croa, croa..