domingo, 18 de abril de 2010

Pongamos por caso

Pongamos por caso que en un ronda eliminatoria del operación triunfo japonés un niño gordo de 12 años elige cantar "I will always love you" de Withney Houston.
¿Te parecería gracioso?



¿Y después de oirlo cantar?

2 comentarios:

Mariajo dijo...

Estos son años de Karaoke bien aprovechados

Mr. Proper dijo...

Ya puede dar gracias, hace 200 años hubiera sido el perfecto candidato a castrati.